Buscar este blog

31 agosto 2007

Los supuestos MacGuffin

El término MacGuffin empleado por Hitchcock y del que no voy a analizar su significado, es una de las mejores armas de un guionista si es utilizada en su justa medida. Me explico.
Pongamos como ejemplo la que es para mi la mejor película de su director, El Diablo sobre Ruedas, en ella un conductor es atacado por un camión de forma obsesiva durante todo el metraje de la película. Esa sipnosis constituye en sí misma el gran MacGuffin. En realidad es una metáfora de la violencia, agresividad y peligros de la sociedad actual. Aunque simplemente puede que no sea ni una metáfora, sólamente una película de acción. El gran acierto de Spielberg es dejar el MacGuffin en lo que es, algo que impulsa la acción del protagonista. Ahora viene el por qué de este post, el gran error que últimamente se comete en muchos guiones que es hacer del MacGuffin el tema principal. Si Spielberg nos hubiera contado la psicología del conductor del camión para obtener una explicación sobre sus criminales intenciones, la película se hubiera convertido en un tostón de dimesiones considerables, que es precisamente lo que la gran mayoría hacen con las supuestas películas de terror para jovencitos que se hacen ahora.

De forma inversa, en Psicosis, nos interesa la psicología de Norman Bates, en eso se basa el guión, ése es el tema. Esto parte del principio de qué es lo que se quiere contar cuando se escribe un guión. Tener los elementos del mismo claramente definidos y no confundir la excusa con la esencia.

Acabo de ver Carretera al Infierno (2007) que es un claro ejemplo de esta confusión. Os la dejo aquí aunque supongo que no durará mucho. Advierto, es espeluznantemente mala.


Carretera al Infierno (2007)


2 comentarios:

cinefilo dijo...

Uops, me temo que tienes un pequeño lío con lo que es un McGuffin.

Y respecto a Psicosis, el propio Hitch dijo que NO trataba sobre el personaje y que Bates no le interesaba. Dijo que la película era un ejercicio narrativo. Y es lo que es.

ahram dijo...

Quizás el ejemplo de Psicosis no sea el más afortunado pero Hitch tampoco es que sea el tío más sincero hablando de sus películas.
De todas formas estará usted conmigo que el personaje de Norman Bates está a años luz de cualquier otro de cine de terror-suspense de los últimos años.
Por lo menos está definido y es congruente.
Y lo de ejercicio narrativo, de las 5 mejores películas de Hitch, todas lo son. Acaso Vertigo no lo es?

Saludos.